jueves, 19 de noviembre de 2015

¿Qué elegir? ¿Qué camino tomar?

¡Buenos y alegres días queridos Letrilers! Dos de mis fechas favoritas están a punto de llegar: mi cumpleaños y navidades, detalles que dan a este día un toque positivo. Sin embargo, que estos días estén cada vez más cerca me recuerda que los exámenes de la universidad están al caer y que en navidades tendré que estudiar (que tristeza). Mejor será olvidarse de esta última parte y empezar con la entrada de hoy.
 
que-elegir-que-camino-tomar-consejos-recomendaciones-interesantes-opciones-elecciones-opinion-blogs-bloggerHoy os escribo como una estudiante preocupada y me dirijo especialmente a los alumnos que están en cuarto de la ESO. Este es vuestro último año de educación OBLIGATORIA y tendréis que tomar una decisión importante: una decisión que marcará vuestra carrera académica y, probablemente, vuestra vida: este año os tocará elegir entre ir a bachiller (y a que rama del mismo) o ir a una formación profesional (FP). Muchos os estaréis preguntando "¿Y por qué plantea esta cuestión tan pronto?" La respuesta es muy sencilla: es una elección que hay que pensársela bien y con calma, para que cuando llegue la hora de hacer los trámites no tengáis duda alguna. Para ayudaros, aquí os dejo una serie de consejos que podéis seguir:

1-En primer lugar tenemos una elección principal: bachillerato o FP, es decir, DOS OPCIONES ¿Por qué lo pongo en mayúscula? Por la misma razón que la palabra "Obligatoria", para que los dos conceptos queden claros. Mucha gente da por hecho que una vez acabada la ESO un estudiante debe ir a bachiller y no es así, puesto que bachiller no es obligatorio, es una opción, lo mismo que la formación profesional.

2-Teniendo esto claro podemos volver a la elección principal: bachillerato o FP. El primero de ellos es la preparación para la selectividad (a través de la cual se accede a la universidad) y la segunda está orientada al mundo laboral. Para saber cuál debe ser nuestra elección debemos contestar a dos cuestiones en el siguiente orden, no en ningún otro (contestar la primera es obligatorio, la segunda nos ayuda cuando la primera no contesta bien a nuestra pregunta principal).

-¿Tengo las capacidades para el estudio que se me va a exigir en bachiller? Las notas son el reflejo de ello. Si por mucho que nos esforcemos sacamos unas notas mediocres debemos ser conscientes de que no seremos capaces de afrontar un bachillerato y lo que viene a continuación (la universidad y, en algunos casos, el grado superior, de estas dos opciones hablaremos más adelante), por lo que lo mejor será hacer una formación profesional.

-¿Qué quiero hacer? Puede que tengamos la capacidad para seguir estudiando, pero que no queramos seguir haciéndolo, por lo que lo mejor es hacer una FP e incorporarse al mundo laboral. Quizás más tarde queramos estudiar, no habrá problema, debido a que siempre tendremos la opción de hacerlo.

3- Una vez hecha la elección principal, vamos a dejar la FP a un lado y nos vamos a centrar en la elección secundaria, decisión que solo compete al bachillerato: ¿Qué rama elegir, letras, ciencias o artes? Antes de nada os voy a desaconsejar escoger la última de ellas, ya que la formación académica que se da en la misma es notablemente pobre. Es cierto que se dan asignaturas de dibujo, materias ideales para gente que vaya a hacer Bellas Artes, pero se centra únicamente en eso y creo que en esa carrera ya te darán la formación que tu necesites sin necesidad de dedicarte a ello dos años atrás, razón por la que en ese caso ir por Letras lo veo más acertado, puesto que nos aportará una formación más completa.
 
que-elegir-que-camino-tomar-consejos-recomendaciones-interesantes-opciones-elecciones-opinion-blogs-blogger4-Descartada la tercera rama centrémonos en las letras y en las ciencias. Las preguntas que debemos hacernos en esta elección irán en el siguiente orden:

-¿Cuáles son mis capacidades? Si vemos que las matemáticas nos superan no elegiremos ciencias, al igual que si vemos que retener grandes cantidades de materia nos resulta costoso no iremos por letras.

-¿Cuál es mi proyecto de futuro? ¿Qué me gustaría hacer? Puede que dominemos todos los ámbitos medianamente bien, por lo que lo ideal será elegir la rama que nos lleve a nuestro destino final, a lo que queramos estudiar en un futuro. Esta misma pregunta la aplicaremos a la hora de elegir las asignaturas optativas de la rama seleccionada.

En resumen, miremos nuestras aptitudes antes de centrarnos en lo que nos gustaría hacer, sino puede que acabemos arruinando nuestro futuro, como a muchos estudiantes les ha sucedido. Esa y no otra es la razón por la que he escrito esta entrada, para concienciaros de lo importante que es esta elección en vuestra vida y para que la penséis bien.

Aquí finalizan los consejos de hoy ¿Os han gustado? ¿Los aplicaréis? Escribirlo en los comentarios :)