jueves, 5 de noviembre de 2015

¡Entrada Sorpresa!


¡Saludos Letrilers! Se que hoy no tocaba ninguna entrada, no obstante, siempre viene bien cambiar la rutina, además de que os traigo una entrada que no podía esperar más. Se trata de una entrevista a Sendoa Gil Luque, el autor del libro que reseñé ayer “El Clan de los Inmortales”. La entrevista ha quedado un poco extensa, pero como lo que cuenta es tan interesante he decidido dividirla en dos partes. La primera parte os la traigo hoy y la segunda os la presentaré el viernes, espero que os guste :)
Entrevista-Sendoa-Gil-Luque-preguntas-respuestas-escritor-libros-literatura-interesante-blogs-blogger1-¿mo se te ocurrió la historia que nos podemos encontrar en tu libro? ¿Qué fue lo que te inspiró?

La verdad es que ha sido un largo proceso el de este libro. Podría decir que los primeros borradores los escribí en 2006, mientras cursaba primero de la ESO, y ha llovido mucho desde entonces. Recuerdo que mi profesor de Lengua Castellana y Literatura nos mandó escribir una historia de 4 páginas como deberes. La gente se quejó “¡¿4 páginas?!. Yo no lo hice.

Llegué a casa y decidí cinco personajes, los cuales años más tarde pasarían a llamarse David Robles, Miren González, Kevin Oxford, Edwin de la Corte y Alex Ashford. Empecé a escribir y, casi sin querer, acabé teniendo un relato de veinte páginas. A menudo suelo arrepentirme de haber perdido aquel borrador, porque escribí el pilar de la historia que hoy podéis leer. ¿Imagináis casi 400 hojas comprimidas en 20? Yo tampoco, pero sé que lo hice, con una historia mucho más simple e infantil, claro.

Me gustó. Había algo en aquella historia que me gustaba, y cuando nos mandó otra redacción, decidí continuar mi primer relato. Ese segundo relato sería lo que hoy es la secuela y la tercera parte, cuyo título aún no desvelaré.

Años después, más maduro y cultivado, recuperé el primer relato y comencé a trabajar en él seriamente. Me influencié por muchas de las cosas que a mí, en aquel momento, me gustaban. Estoy seguro de que si alguien juega al videojuego Resident Evil (los clásicos) encontrará ciertas similitudes con mi obra. Lo mismo ocurre con el manga Death Note, entre muchas otras cosas (novelas, etc.).

La cosa es que no solo escribí una novela. En mi cabeza pensé la larga continuación de toda la historia, para poder poner pistas respecto al futuro o datos que le darían solidez a los sucesos que acontecerán en las secuelas. No hay nada claro, pero puedo comunicaros que esto va a necesitar más de tres libros para ser contado en su totalidad.

Así que, en resumen, la historia creció y maduró conmigo, y juntos llegamos al punto en el que ahora nos encontramos. Esto es tan cierto que, los que leáis la primera parte y la segunda, os daréis cuenta de la evolución no solo de los personajes, sino del modo de escribir y la profundidad de cada protagonista, han evolucionado conmigo.

2-La historia se sitúa principalmente en Bilbao, un detalle que no encontraríamos en un libro cualquiera ¿Por qué situar la historia en Bilbao? ¿Por qué no hacerlo en un lugar más conocido? ¿Qué te llevo a elegir esa localización?

He de decir que, en realidad, la historia transcurre en una ciudad no nombrada en los alrededores de Bilbao. Esta ciudad no es ninguna concretamente (aunque tiene algún parecido con Santurtzi, donde vivo), y solamente se sabe que está cerca de la capital vizcaína.

Había algo que tuve claro desde el principio. No quería una historia que transcurriera en una gran ciudad de Estados Unidos o de Europa. ¿Por qué todo ha de ocurrir en grandes ciudades? En cuanto os pongáis a leer la obra, os daréis cuenta de que el mismo Clan de los Inmortales prefiere un lugar aislado, no una gran ciudad. ¿Qué mejor lugar que las tierras vascas, frías y rodeadas de montes? Además, ya lo dice una canción del Reno Renardo: Yo no tengo la culpa/ de haber nacido en Bilbao[] Centro del Universo/ y Capital Mundial”.

De todos modos, dentro de unos meses podréis comprobar que, poco a poco, la historia abarca otros lugares del mundo, como Novosibirsk (Rusia, donde guardan una de las últimas muestras del virus de la viruela), Nueva York (donde se encuentra la sede de 4Ever) o el desierto del Sáhara (donde está la Región del Sol).

 

3-¿Tuviste alg
ún momento de bloqueo a la hora de escribir el libro? ¿
Cuál fue la parte que más te costó redactar?
La cosa es que, como he dicho antes, tenía la historia escrita desde hace un tiempo, así
que la mayor complicación no fue la historia en sí, sino pensar en las uniones de las secuelas. Quiero decir, al ser una historia tan larga, quise, desde un primer momento, conectar cada una de sus partes. Por ejemplo, hay una pista en concreto en un punto de la primera novela de El Clan de los Inmortalesque lo relaciona directamente con el final de la historia. Pero, claro, de eso no puedo hablar ;).

Al final, hay muchas historias secundarias y entrelazadas, porque cada personaje tiene su historia, sus ambiciones y sus compañeros que, a su vez, tienen su historia, sus ambicionesPor esto, una de las cosas que más me costó fue encajar cada pieza del puzle que es El Clan de los Inmortales y, aunque en la primera parte muchas cosas parezcan inconexas o faltas de sentido, cada una de ellas está escrita por una razón.

A veces, cuando entrelazo mil datos, personajes e historias, me asusto de mi propia cabeza de psicópata de los enredos de argumentos.

4-En esta historia nos encontramos partes situadas en otras épocas, ¿Tuviste que documentarte? ¿Fue un proceso complicado conseguir que esas partes de tu libro fueran creíbles?

Primero de todo, quiero decir que soy un fanático de la Segunda Guerra Mundial. Quiero decir, siempre me ha interesado mucho todo el tema nazi, los aliados, el III. Reich, etcétera. Por esto decidí ubicar cierta parte de la historia en esta época (además de otras tantas, como se puede comprobar a lo largo de la obra).

Pero claro, por mucho que supiera del tema, tuve que informarme. Al fin y al cabo, intento adaptar los sucesos de la novela a la Historia real, aunque a veces sea totalmente necesario hacer cambios.

Primero decido la época, después me documento, ajusto y escribo. Tengo que comprobar la divisa de la época, los inventos, la cienciaSoy bastante perfeccionista con mis cosas, así que intento comprobar que todo tiene sentido o al menos darle mi propia explicación para poder cuadrarlo en la historia que cuento.

Quiero destacar que no solamente las épocas requirieron de documentación. Tuve que leer acerca de las leyendas y mitos, y consulté varios libros médicos y científicos para que las explicaciones que dan acerca de la característica especial de los protagonistas fueran científicamente aceptables y, dentro de lo que cabe, posibles y correctas.

También tuve que investigar acerca de armas, estilos y tácticas de combate y demás.

5-En esta novela podemos encontrarnos a un personaje muy secundario que tiene tu nombre, ¿Por qué
decidiste incluirte en tu propio libro?

La verdad es que es muy buena pregunta, y no sé si tiene una respuesta clara. Primero, elegir un nombre para mis personajes es un trabajo que me suele costar. Siempre intento que tengan algún significado (personal o no), aunque no siempre se puede. Por ejemplo, el nombre de David Robles no está elegido al azar. Elegí David porque, de algún modo, lo que hace nuestro protagonista es enfrentarse a una poderosa secta, su propio Goliat. Y el apellido lo elegí porque es un personaje duro, valiente y fuerte, y además puede alcanzar más del milenio de vida.

Por otro lado, hay más personajes basados en personas reales. Por ejemplo, Ramón Gárate es el actual director (y profesor de euskera) del instituto en el que estudié. Me encantaba su forma de dar clase, e hizo que me interesara ese idioma en concreto como nunca antes lo había hecho. Además, me parecía un buen personaje por su personalidad y/o aspecto físico.

Entonces, ¿por qué me metí a mí? Bueno, como veréis más adelante ese personaje tan secundario con mi nombre cobra cierta importancia en la segunda parte, del mismo modo que otros personajes cuyos nombres están basados en personas reales (Sergio Quintanilla, el dueño de 4Ever, por ejemplo). Supongo que, al fin y al cabo, son referencias a personas que conozco, del mismo modo que ciertas situaciones están basadas en mis propias vivencias. Leyendo El Clan de los Inmortales puedes llegar a conocerme, porque plasmo en él todo lo que soy: alguien a quien le gustaría cambiar las cosas (Kevin Oxford), alguien tímido que siempre intenta hacer reír (Miren González), alguien a quien le gusta tener todo cuanto pueda bajo control (Alex Ashford), alguien que haría muchas locuras por amor (David Robles)

Al final, la novela soy yo y yo soy la novela, y meter ese tipo de referencias (nombres, situaciones) me hace sentir más cerca de mi obra, y me hace sentir el universo del Clan de los Inmortales más real, lo cual me es útil a la hora de escribir.

Creo que me he alargado demasiado en esta pregunta                 
Hasta aquí la primera parte, ¿Qué os ha parecido? ¿Tenéis ganas de la siguiente parte? Contadmeee